martes, 12 de octubre de 2010

A UN PASO DE MI NUEVA VIDA

Hace cosa de un año, desesperada por mis kilos pedí a mi medico que me mandara a algún sitio, y lo hizo. Me mando a la unidad del trastorno de la alimentación.

Al principio me pusieron una medicación que supuestamente iba muy bien, a mi no. Como no me hacia nada empezaron a subírmela hasta una cantidad elevada, sin éxito y los efectos secundarios no eran nada agradables, se me dormían pies y manos a todas horas.

Al final me mandaron a la endocrina con intención de que esta me mandara a operar, cosa que no fue así. Empezó a decirme que la operación da problemas, que si luego goteros de hierro, que me podía morir en el intento….. Vaya profesionales que tenemos eh?

Me dijo que me lo pensara y volviera en 3 meses. Durante este tiempo perdí peso no precisamente por hacer dieta sino mas bien porque estuve un mes con descomposición, pero como estaba “gorda” pues según el medico ese era todo el problema. Insisto, que profesionales mas majos eh?
Tres meses después ni siquiera me dio opción a la operación, según ella como había perdido peso pues tenia que seguir así, y según sus cálculos, que ni aun eso supo hacer, mi IMC no llegaba para la operación, MENTIRA, en ese momento pasaba de 43. ¡¡¡VIVA LA SEGURIDAD SOCIAL!!!

Como no me quedaba otra hice dieta pero una vez mas no sirvió de nada.
Durante este tiempo estuve empapándome de información en Internet, y por suerte encontré un foro lleno de gente maravillosa que te hacen sentir una persona, te hacen sentir que aunque seas obeso mórbido tienes tu derecho a la vida. La sociedad puede llegar a ser muy cruel con nosotros y encontrar gente que te entiende que te anima y apoya en este camino pues la verdad se agradece y mucho.

Durante todo este tiempo por circunstancias de la vida mi marido necesito esa operación mas que yo, y nos fuimos a una clínica privada, con un gran profesional. La operación salio muy bien, de echo no se murió como decía mi endocrina que podía pasar y es mas a día de hoy va camino de 40 kg perdidos.
La ultima consulta con mi endocrina me encare con ella ya que cuando vio que me había engordado 5 kg se le ocurrió decirme que no podía venir a mi casa para que hiciera las cosas bien, a ver YO NO TE QUIERO EN MI CASA, YO QUIERO UNA SOLUCIÓN.

A día de hoy ya tengo fecha para mi operación, en el mismo centro privado que mi marido con el mismo profesional y bellísima persona que opero a mi marido. No podría ser mas feliz, escasamente en un mes volveré a nacer.
Hay gente que no lo entiende, incluso gente de mi entorno familiar y me gustaría aclarar algunas cosas

ACLARACIÓN
Tomar la decisión de operarnos no es para nada una decisión fácil porque de hecho el camino que vamos a coger no va a ser tampoco un camino fácil.
La operación es para nosotros una herramienta para poder ser personas normales, para poder jugar y correr con nuestros hijos, para aumentar nuestra autoestima y no pensar que me miran mal, para poder ir a una tienda y que al verte aparecer no te digan las dependientas, NO PARA TI NO TENEMOS ROPA, aunque la ropa que vayas a buscar no sea para ti y un sin fin de cosas que me podría pasar horas enumerando.
La cirugía bariatrica para un obeso mórbido puede ser como la operación que pueda necesitar cualquier otro enfermo, pero por desgracia a día de hoy hay lugares, como Zaragoza, en los que la lista de espera es de 3 años, y en Huesca ni la realizan.
Los obesos no estamos así porque nos guste, de echo no nos gusta o al menos a gran parte de nosotros, la obesidad mórbida es una enfermedad que no se cura con una dieta.
Para finalizar me gustaría dar las gracias a mi marido que lo quiero con locura y me esta dando todo su apoyo.
A mis suegros que si no fuera por ellos posiblemente mi operación seria solo un sueño.
Y a mis padres que se que siempre van a estar a mi lado.

1 comentario:

  1. Me ha encantado leer tu aclaración. Un beso guapa.

    ResponderEliminar